domingo, 25 de julio de 2021

EL EJEMPLO DE JOB

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
   
«Job era sencillo y justo, temeroso de Dios y evitaba el mal»: Así comienza el libro de Job en el Antiguo Testamento.
Job es una metáfora de Cristo, y nos muestra por qué también es probada nuestra fe, pero al contrario de Job, muchos de los que hoy se llaman Católicos están suspendiendo la prueba.
   
«Queridos Padres de TRADITIO: ¿Podéis ayudar a interpretar el libro de Job en el Antiguo Testamento? Siempre he pensado que este libro ilustra la tesis de un Dios justo, pero parece ni negar ni confirmar este concepto, sino en cambio ser una lección para evitar el pecado de soberbia. ¿Podéis compartir vuestro pensamiento sobre la moral en este libro?». (John)

RESPUESTA DE LOS PADRES DE TRADITIO:
El Libro de Job es una parábola sobre la virtud de la perseverancia o paciencia (en latín longanímitas) y confianza en la bondad de Dios, la cual el hombre no siempre puede discernir con su intelecto, nublado como está por el Pecado Original. Job, para ser seguro, es probado, pero ¿qué es la fe si esta no es puesta a prueba? Job pasa la prueba, y el divino favor es revelado a los descreídos amigos de Job. Job era un tipo, una metáfora de Cristo sufriente.
   
En el núcleo del libro está la declaración de Job (1, 21): «Dóminus dedit, Dóminus ábstulit; sicut Dómino plácuit, ita factum est: sit nomen Dómini benedíctum» [El Señor me lo dio dio; y el Señor me lo ha quitado; se ha hecho lo que es de su agrado: bendito sea el nombre del Señor].
    
Frecuentemente hemos recomendado el Libro de Job a los Católicos Tradicionales para entender el tiempo en que vivimos. Nuestra fe también está siendo probada, pero, al contrario de Job, muchos quienes hoy se llaman Católicos están suspendiendo en la prueba, porque ellos no confían en Dios sino en el hombre o en ellos mismos, tal como sucedió en el Renacimiento, la Ilustración y, particularmente, la Era Moderna. En cambio, debemos esforzarnos para conocer, buscar, y mantener el Dios verdadero y la Fe verdadera, como hizo Job.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.