viernes, 9 de julio de 2021

BERGOGLIO QUIERE UN NOVUS ORDO MISSÆ SYRÓRUM MALABÁRICUM

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO, ampliado en algunos lugares.
   
Después que el Papa San Pío V canonizara “a perpetuidad” la Misa Latina Tradicional en Occidente, el Anticoncilio Vaticano II y sus pseudopapas procedieron a destruir la verdadera Misa en su Iglesia del Nuevo Orden.
Ahora Francisco Bergoglio atenta hipócritamente corromper los Ritos orientales de Tradición Apostólica en su neoiglesia.
      
La hipocresía litúrgica de Francisco Bergoglio fue expuesta una vez más el 3 de Julio de 2021 (fiesta de la Traslación de Santo Tomás Apostol desde la India a Edesa), antes de su internamiento en el policlínico Agostino Gemelli para una cirugía intestinal, cuando el apóstata que pretende ser “Papa de la Iglesia Católica” pretendió mediante la siguiente carta:
CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL ARZOBISPO MAYOR Y A LOS DELEGADOS DEL SINODO DE LA IGLESIA SIRO-MALABAR
   
A los obispos, clérigos, religiosos y laicos de la Iglesia Siro-Malabar
    
Queridos hermanos y hermanas en Cristo:
   
La Santa Sede mira con particular aprobación y ánimo el acuerdo alcanzado unánimemente por el Sínodo de los Obispos de la Iglesia Siro-Malabar en 1999 —y repetidamente refrendado en años posteriores— en favor de un modo uniforme de celebración del Santo Qurbana, considerándolo un paso importante para aumentar la estabilidad y la comunión eclesial dentro de todo el cuerpo de vuestra amada Iglesia. Los esfuerzos concertados para aplicar este prometedor logro en el gran Año Jubilar 2000 proporcionaron a mi santo predecesor, el Papa Juan Pablo II, una gozosa confianza en vuestra Iglesia sui juris.
    
A pesar de algunas dificultades, que requieren un discernimiento continuo en la vida de vuestra vibrante Iglesia, las normas aprobadas para la celebración eucarística han dado considerables frutos, incluida la evangelización en aquellos lugares, especialmente en las Eparquías misioneras, donde toda la comunidad se ha unido en una observancia pacífica y orante, interpretando el continuo consenso de la jerarquía como un fruto del Espíritu Santo.
    
Exhorto encarecidamente a los obispos siro-malabares a perseverar, y confirmo su “caminar juntos” eclesialmente con el pueblo de Dios, confiando en que “el tiempo es superior al espacio” (cf. Evangélii Gáudium, 222-225) y que “la unidad prevalece sobre el conflicto” (cf. ibid, 226-230).
    
Aprovecho de buen grado la ocasión del reconocimiento del nuevo Raza Qurbana Taksa para exhortar a todo el clero, a los religiosos y a los fieles laicos a que procedan a una pronta aplicación del modo uniforme de celebrar la Santa Qurbana, para mayor bien y unidad de vuestra Iglesia. Que el Espíritu Santo fomente la armonía, la fraternidad y la unidad entre todos los miembros de vuestra Iglesia mientras trabajáis en la aplicación de la decisión sinodal.
    
Encomendándoos a todos a la intercesión de la Santísima Virgen María, del santo patriarca San José y del apóstol Santo Tomás, os imparto de buen grado mi bendición apostólica. Os aseguro mi cercanía en la oración y os pido, por favor, que recéis por mí.
    
Francisco
   
Roma, San Juan de Letrán, 3 de julio de 2021
imponer una uniformidad a los Ritos Orientales de su iglesia. Aunque él ya había permitido que el Novus Ordo Missæ (“Nueva Misa”) se convirtiera en una jungla de caos, donde en la práctica cada parroquia puede hacer su propia “liturgia” idiosincrática.
    
En todo caso, las “liturgias” en la Iglesia Conciliar son inválidas porque la “Nueva Misa” se ha convertido en un servicio protestante en 1969, y la Iglesia Conciliar abolió el Sacerdocio en 1968, remplazando a los sacerdotes con presbíteros-ministros protestantes. La Misa Católica Romana antes del Anticoncilio Vaticano II (1962-1965) de hecho era uniforme, pero esa Misa verdadera de Tradición Apostólica (instituida por los Santos Apóstoles Pedro y Pablo), canonizada para todos los tiempos por el Papa San Pío V en 1570 con la Bula “Quo Primum Témpore”, fue abolida en la Iglesia Conciliar del Nuevo Orden, fundada en 1964 durante aquel conciliábulo.
    
Hay 23 sectas conciliares de Rito Oriental unidaa a la Roma modernista. Una de estas, la Iglesia Siro-Malabar de la India (en siríaco ܥܸܕܬܵܐ ܩܵܬܘܿܠܝܼܩܝܼ ܕܡܲܠܲܒܵܪ ܣܘܼܪܝܵܝܵܐ‎‎ / Edta Qatholiqi D'Malabar Suryaya; fundada en 1887 al ser separada de la Archidiócesis de Verapoly de los Latinos), intenta poner en vigor una liturgia uniforme en estos, que han resistido a esta interferencia en la Tradición Apostólica Oriental, que deriva de Santo Tomás Apóstol, que llevó la Cristiandad a la India en el año 52. Esta iglesia también tiene seguidores en Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, y Australia. Su liturgia, perteneciente a la Tradición Siríaca Oriental (Rito de Edesa), empleaba el antiguo Siríaco Oriental como lengua litúrgica [Parte de la información para este Comentario proviene del National Catholic Register].
    
Católicos Tradicionales, nuevamemte tenemos a los usurpadores interfiriendo en la Tradición Apostólica en Oriente, tal como han hecho en Occidente. Ninguna gran religión, ni los Católicos Romanos tradicionales, ni los Ortodoxos Orientales, ni los Hinduistas, ni los Mahometanos, ni los Budistas, tiene como lengua litúrgica una lengua vulgar, sino que todas usan idiomas sagrados antiguos, salvo la excepción de la herética secta protestante de Martín Lutero. Como San Pío V, que canonizó in perpétuum la Misa Latina Tradicional para el Occidente, Bergoglio deberá sacar las apóstatas manos de su Pseudoiglesia de la Tradición Apostólica Oriental. Bergoglio y sus predecesores ya han hecho más que suficiente para destruir la Misa Católica Romana en su secta conciliar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.