domingo, 7 de noviembre de 2021

ALABANZAS A LA SANTÍSIMA TRINIDAD EN DESAGRAVIO POR LOS ULTRAJES QUE EN ESTOS TIEMPOS SE COMETEN CONTRA LA DIVINA MAJESTAD

Bendita, alabada, amada, conocida y reverenciada sea por todo el mundo la Santísima y Augustísima Trinidad. Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos. Amén.
    
Amo a la Santísima Trinidad, creo en la Santísima Trinidad, espero en la Santísima Trinidad y en su divina misericordia, me ha de perdonar todos mis pecados, que me pesa de todo corazón de haberos ofendido, solo por ser un Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas. Espero en su suma bondad, me dará las gracias que necesito para salvarme. Amén.
    
Perdón, Señor, perdón. (Un Padre nuestro, Ave María, Gloria y Santo).
    
Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los Ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de la Majestad de tu gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. (Padre nuestro, Ave María y Gloria. Se repite tres veces).
     
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, líbranos, Señor, de todo mal. Aplaca, mi Dios, tu ira, tu justicia y tu rigor; dulce Jesús de mi vida, por los ruegos de María, misericordia, Señor. (Se repite tres veces también).

¡Oh Virgen pura, ruega al Señor cesen las iras de su rigor! (También tres veces se repite).

Bendita y alabada sea la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y el Santísimo y Augustísimo Sacramento del Altar, y la Purísima Inmaculada Concepción de María Santísima, Madre de Dios y Señora nuestra, concebida sin mancha del pecado original, y el Bendito Patriarca San José. Amén. Amén. Amén.
  
–––––––––
   
Son muy eficaces estas alabanzas para conseguir gracias abundantísimas de la Divina Providencia.

Se ruega una oración por los propagadores de estas preces.

Con licencia acostumbrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.