viernes, 26 de noviembre de 2021

ICONO BLASFEMO EN CAPILLA DE LA UNIVERSIDAD “CATÓLICA” DE AMÉRICA

   
Desde el 3 de Marzo de 2021, en la Universidad “Católica” de América tenían exhibido fuera de la capilla “María, Espejo de Justicia” de la Facultad de Derecho “Cristóbal Colón” un cuadro tipo “Piedad” en que se representa a George Floyd (un delincuente de poca monta que murió de sobredosis de fentanilo, éxtasis y otras sustancias controladas mientras era detenido por la policía por pagar unos cigarrillos con dinero falso el 25 de Mayo de 2020 en Mineápolis) como “Jesucristo” al que la Virgen sostiene en sus manos.
   
Icono blasfemo que presenta a George Floyd como Jesucristo
   
El icono, ubicado en la capilla “María, Espejo de Justicia” de la Facultad de Derecho “Cristóbal Colón” de la UCA
   
Placa explicativa del cuadro (TRADUCCIÓN: «“Mama” Por Kelly Latimore. Luego de la muerte violenta de George Floyd el 25 de Mayo de 2020, Latimore creó este Icono en Junio de ese año. La imagen es evocativa de la Piedad, la Madre Dolorosa. Que María, el Espejo de Justicia, oiga el llanto de todos los que han conocido el dolor de perder un ser querido por la violencia y la injusticia. Amén»).

El artista episcopaliano Kelly Latimore, que se apropió de la iconografía oriental para defender el homosexualismo y el inmigracionismo, entre otras banderas “progresistas”, dijo en Abril de 2021 al sitio modernista The Christian Century que su pintura llamada “Mama” representa “tanto” a Floyd como a Jesús:
«Fue encargado por mi compañera Evie Schoenherr como una forma de llorar a George Floyd. En mi primer boceto, María estaba mirando al Salvador, pero terminamos cambiando su mirada hacia el espectador. Fue idea de Evie. Ese cambio sutil fue poderoso. No se centró en la muerte, que era horrible, sino en el espectador, y nos guió hacia el pensamiento, la oración y la acción en común.
   
[…]
   
La pregunta común que la gente hacía era “¿Este es George Floyd o Jesús?”. El hecho que pregunten eso es parte del problema. Mi respuesta era sí. Esta respuesta insatisfactoria frustró muchísimo a mucha gente. Una vez más, ellos están tratando de proteger a Dios, y podemos estar bastante seguros de que cuando tratamos de proteger a Dios, estamos creando un ídolo»
contrariando la lectura que John Hugh Garvey, presidente de la UCA y Karna Lozoya, vicepresidenta de comunicaciones universitarias, en que decían que el cuadro representaba a Jesús porque el halo cruciforme en la cabeza tenía las letras griegas Ὁ ὬΝ, que significan «El que es» (el nombre con que Yahveh Dios se reveló a Moisés en la Zarza Ardiente, como se lee en el capítulo III del Éxodo, significando que es «El existe por esencia». El uso de estas letras en los iconos de Jesucristo –que se ve en frescos de Egipto y Nubia entre 1130 y 1150– se rastrea en la ortodoxia eslava, que lo usó para combatir a la herejía bogomila presente en Bulgaria y Bosnia).
   
Kelly Latimore y Evie Schoenherr, creadores del icono blasfemo “Mama”.
    
John Hugh Garvey, presidente de la Universidad “Católica” de América
   
Además de las críticas provenientes de los ortodoxos de Rusia y Ucrania, de la misma UCA hubo también voces de descontento. Jared Jagiello, representante estudiantil de la Facultad de Arquitectura y Planificación, pidió la retirada del cuadro, cuya entronización por el capellán Jude T. DeAngelo Guerriero OFM Conv. (hijo de los fallecidos Anthony DeAngelo y Nancy Guerriero, e instalado presbítero en 1984 con el rito montini-bugniniano de ordenación, por tanto, NO ES SACERDOTE CATÓLICO VÁLIDO) el 3 de Marzo de 2021 fue calificada como irresponsable y una derrota para la misión universitaria. Un estudiante de tercer año, que pidió reserva de su identidad por temor a retaliaciones de la administración de su alma mater, dijo a un medio local:
«El icono no tiene cabida en la Universidad Católica de América; es blasfemo y una ofensa a la fe católica, pero no es nada sorprendente que lo hayan puesto ahí. Es sólo otro síntoma de la liberalización y secularización de nuestro campus.
     
Hay muchos estudiantes, profesores y personal que están preocupados por esto, pero no hay nada que podamos hacer, y si damos la voz de alarma, nos tacharán de racistas».
Por su parte Blayne Clegg, presidente de los Republicanos en la UCA, dijo:
«George Floyd obviamente no merecía morir, pero no es Jesucristo. No es un santo, ni un mártir, y compararlo de alguna manera con el hijo sin pecado de Dios Todopoderoso es hacer un flaco favor a la gran mayoría de los católicos y a la teología católica. Es condenable en cualquier lugar, pero especialmente en la Universidad Católica de América, donde esta pintura fue comprada, develada y colgada sin la participación de los líderes estudiantiles». 
La noche del 23 de Noviembre, el cuadro blasfemo desapareció, pero al día siguiente fue remplazado por una copia (más pequeña) que estaba en la oficina de la Pastoral Universitaria de la Universidad “Católica” de América, que tiene como Gran Canciller al arzobispón de Washington DC Wilton Daniel Gregory Duncan, que fue protegido del homosexual y satánico arzobispón de Chicago Joseph Louis Bernardin Simion. Gregory fue nombrado en Abril de 2019 para suceder a Donald William Wuerl Schiffauer, que fue protegido y sucesor inmediato del laicizado cardenal Theodore McCarrick, actualmente bajo juicio civil por abuso sexual. Recientemente, a Gregory se le critica por no revelar los registros financieros archidiocesanos, toda vez que McCarrick acostumbraba dar regalos costosos y girar cheques abultados a distintos prelados para que no lo investigaran.
   
Wilton Gregory (derecha) y Theodore McCarrick
   
George Perry “Big” Floyd Jones, de 46 años, a quien los progresistas ponen como mártir de la violencia racial, tenía una vida que distaba mucho de un cristiano: Hijo de George Perry Floyd Gillis (+2002) y de Larcenia “Cissie” Jones Stewart (+2018), durante 17 años trabajó de sacaborrachos en el club nocturno “El Nuevo Rodeo” (entonces propiedad de Maya Santamaría), donde fue colega de Derek Michael Chauvin, quien le causaría la muerte años después. Tenía varios antecedentes criminales por posesión de sustancias controladas, allanamiento de morada y robo a mano armada, y desacato a la autoridad. Además, tenía varios tatuajes con temática ocultista en su cuerpo, era miembro del grupo de rap “Young Risk Takers”, que cantaba sobre pandillas, y fue actor porno bajo el apodo “Floyd the landlord”, alternando con actrices como Kimberly Brinks y Nelli Tiger para la productora “TheHabibShow” (productora pornográfica especializada en afroamericanos), que a la noticia de su muerte trinó en Twitter: «RIP GEORGE FLOYD. Que tengas paz y bendición en el otro mundo. No tengamos misericordia con ellos [sic] asesinos. #JusticeForGeorgeFloyd».
   
No es el primer homenaje que la Iglesia Conciliar estadounidense le hace a Floyd: El 30 de Agosto del 2021, en la iglesia neoyorquina de San Francisco Javier se hizo exhibir su fotografía en el altar mayor, mientras el sacerdote-presbítero Kenneth J. Broller SJ hacía a su feligresía profesar un credo de nuevo cuño por la “justicia racial”.
   
No es de más recordar que, por más de “Justicia Social” que quieran, y que ante Dios no hay acepción de personas, Nuestro Señor Jesucristo NO ERA NEGRO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.