sábado, 12 de octubre de 2019

EL CONCLAVISMO Y JUAN JOSÉ SQUETINO: EL MÁS ILEGÍTIMO DEL LINAJE THUC

Tomado de SURSUM CORDA (Segunda época).
  
En la foto el heresiarca conclavista Juan José Squetino y el pseudoobispo gnóstico Roger Caro, de quien Squetino y su secta deriva su espúreo linaje.

Nota del administrador de Sursum Corda: el siguiente texto nos fue enviado por un colaborador que prefiere permanecer anónimo. Compartimos aquí este interesando documento en el que expone el linaje episcopal y las derivas de los antecesores del episcopado de Juan José Squetino. Debo aclarar una cosa: yo considero que las órdenes de Duarte-Costa son válidas, pero muchos de quienes derivan sus órdenes sagradas las invalidaron por falta de intención o aptitud canónica. Especialmente, la línea ilegítema de Squetino está cruzada por arribistas anticanónicos, gnósticos y falsos-creyentes. El mismo Squetino ha demostrado en el pasado su caracter de “obispo de mano larga” a consagrar a cualquiera que se pusiera delante de él.
   
El siguiente texto trata sobre la “sucesión” de [Juan José] Squettino en el apartado correspondiente a su “bisabuelo” episcopal por la línea Duarte Costa. El señor Manugeom ya había prometido presentar una investigación un poco más detallada en el tópico señalado, pero en lo que reúne su documentación me permito adelantarme y dar la cronología como hice con el resto de los thucistas sedevacantistas.
 
Cabe mencionar que la fuente es la página del señor Terrence J. Boyle, que si bien no es muy exacto y a su vez tampoco da fuentes es bastante creíble, ya que nadie puede inventarse líneas completas de sectarios tan fácilmente. Pero si hay alguien que le interese hay dos libros escritos y bien documentados en donde se pueden saber más acerca de los miles de clérigos vagos que ha habido por el mundo, -se digan católicos o no-, a saber “Bishops at large” de Peter Frederick Charles Anson y “Le soufre et l’encens: les évêques disidents et les Églises parallèles” en los cuales el P. Louis Barbará y el “diácono” Vincent Marie Zins se basaron en sus escritos y denuncias.
  • Guy Jean Tau Johannes de Mamistra Olivares (era casado) antes de ser consagrado subconditione por el obispón veterocatólico thucista Pierre Sallé (en Francia) el 28 de marzo de 1987 había sido consagrado (también en Francia) el 23 de junio de 1984 por Roger Pierre Phoebus Stephanos Caro (1911-1992), obispo de la Iglesia Universal de la Nueva Alianza asistido por los obispos Edmond o Edmund G. Gras y Jacques Trielli, de la misma secta y también consagrados por Caro.
  • Roger Pierre Phoebus Stephanos Caro (1911-1992) fue consagrado el 7 de septiembre de 1975 por el sacerdote apóstata de la Iglesia Católica Romana devenido en obispón Michel Staffiero, salido en los ’60).
  • Michel Staffiero, sacerdote apóstata de la Iglesia Católica Romana, fue consagrado el 29 de abril de 1973 por Óscar Osvaldo Cairoli y Fernández, cabe mencionar que este tal Michel Staffiero traía además una ordenación y consagración “subconditione” dadas respectivamente por unos tales Giovanni Taddei (que previamente había sido ordenado por el propio Staffiero) y Giuseppe Santo Eusebio Pace.
  • Óscar Osvaldo Cairoli y Fernández fue consagrado el 2 de diciembre de 1967 por José Marcolino Machado.
  • José Marcolino Machado fue consagrado el 1 de agosto de 1966 por Benedito Pereira-Lima
  • Benedito Pereira-Lima fue consagrado el 15 de agosto de 1965 por Manoel Ceia Laranjeira.
  • Manoel Ceia Laranjeira fue ordenado el 14 de marzo de 1947 por el obispo apóstata, cismático y heresiarca de tendencias modernistas Carlos Duarte Costa y consagrado el 29 de junio de 1951 por Salomão Barbosa Ferraz.
  • Salomão Barbosa Ferraz nació y fue bautizado en la Iglesia Católica Romana, salió de ella y fungió como “presbítero” en una secta presbiteriana por veinte años. En los años 30 se retractó y volvió a la Iglesia Católica Romana siendo ordenado “subconditione”, para poco después salir de ella y fundar otra secta. Cuando el heresiarca Duarte Costa enseñó sus cartas Barbosa Ferraz fue consagrado por el el 15 de agosto de 1945. Cabe mencionar que Barbosa Ferraz fue recibido en la ya Secta Modernista por el antipapa Roncalli Marzolla, fue nombrado “obispo” auxiliar de São Paulo y participó en todas las sesiones del Conciliábulo Vaticano II.
  • Carlos Duarte Costa: grandísimo heresiarca cuya historia es harto conocida. De sangre comprometida, hizo un ejército personal con dinero de los fieles, se adelantó al Vaticano II por veinte años, entre otras grandes hazañas.

8 comentarios:

  1. Estimado amigo cree que utilizando este tipo de publicaciones destruirá la postura Conclavista para nada porque en vez de centrarse en difamar la personalidad de tan gran Obispo si cree que esta postura no es la más correcta para solucionar la división entre los pocos Católicos que quedamos y el problema de la sedevacancia y tacha herejes a los que la proclaman porque no hace publicaciones con base y Doctrina contra ella la cual repito es la que solucionaría toda la división y la sedevacancia y no haciendo este tipo de publicaciones la cual solo sirven para desilucionado a verdaderos Católicos y como arma para los Modernistas y la Noche Fsspx para desprestigiar y calumniar la posición teologicateologica sedevacantista y lo digo por experiencia

    ResponderEliminar
  2. Pío, si Vd. fuese lector habitual, sabrá que nosotros hemos rebatido en varias ocasiones la tesis conclavista, pero igual le resumimos: por mandato pontificio, sólo los cardenales podían ser electores en el cónclave, y en caso de faltar, los obispos consagrados por el Papa o el clero romano (y ya no hay). Fuera de ellos, los obispos sedevacantistas no tienen jurisdicción ordinaria, sino supletoria en el orden espiritual, y por ende no pueden participar en cónclaves ni concilios imperfectos, mucho menos los laicos. Así, la única solución a la Sede Vacante y a esta Gran Apostasía presente es la Parusía.

    Sobre Squetino, ¿no es verdad que lo consagró López-Gastón, y que desciende también de Duarte Costa? Y sobre los “desprestigios y calumnias”, Squetino se desprestigia él solo al convocar un cónclave cismático (él reconocía como Papa a Víctor von Pentz/Lino II), pisotear el derecho canónico y conferir órdenes a candidatos no aptos canónicamente, y difama de los sedevacantistas llamándolos “acéfalos” y calumniándolos en su desesperación para defenderse de sus detractores. Y la FSSPX que ni hable, porque el padre fray José Vicente Ramón González “Máximo” (ordenado por el mismo Squetino a pesar de ser casado) los tacha de inválidos sólo porque su ancestro en la sucesión era el masón Liénart, y ellos tienen problemas más urgentes por su posición respecto a la Roma modernista con la que están negociando a por la Prelatura persionar, a pesar de que su fundador Marcel Lefebvre dijo que no tenían nada que negociar con ellos.

    Por eso decimos la verdad, aunque no guste, porque eso es mejor a sembrar falsas ilusiones, como hacen Squetino y su secta conclavista.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, aquí de nuevo ya que me mencionaron, respecto al primer comentario, después de mi salida del tradicionalismo, un sacerdote me contacto, en las pequeñas platicas me informe que el no sabía de mi salida del tradicionalismo, por lo que le mandé una muy respetuosa carta, señalando mis puntos de vista, lo que he pasado y lo que lamento haber hecho pese a las advertencias de antaño pues además de dar mi nombre, también mucho antes, intenté dar unión en el tradicionalismo, una completa ingenuidad de mi parte, lo hacía porque muchos querías aderirse al tradicionalismo y se trataba cuestiones de las tonterías del los papados actuales, por decirlo de una forma, la gente tiene sentido común y juzgaba bien las tonterías de los papas modernos y no había o hay quien los apoye, el tradicionalismo era su mejor respuesta y sustento, pues todos saben de esa historia, sin embargo, tristemente, muchos y fui testigo de ello, se alejaban por las continuas riñas entre sacerdotes y fieles, muchos fieles lleva y trae y los sacerdotes creyéndo lo que decías los feligreses cuando ellos mismos eran los lleva y trae. Este sacerdote que le envié la carta, me pidió una reunión y convenimos positivamente, en la reunión, después de ampliar más lo de la carta y lo del padre Merardo, me dijo, y me gustaría saber en qué se basa, y valla que en lo personal si le creo, Urbina Aznar, también de la línea de Datanssen, era o es si vive el sujeto, masón. Claro que de ser cierto, no altera en nada el sacramento, si es que lo hay, como dije antes en comentarios borrados, y gracias a que tengo ahora asesoría legal por si empiezan a difamarme, esta línea viene de entremezclas de Thuc Lefebvre veterocatolicos, Duarte Costa y peor aún las líneas veterocatolicas, vienen por desgracia entremezcladas de anglicanismo, esto venía sucediendo y lo sigue siendo, desde la década de los 50s en los movimientos ecumenistas, y como sabemos, los anglicanos carecen de ordenes válidas. Sin embargo a lo que voy, el mismo sacerdote que por respeto omito su nombre, me dijo que unas docenas de fieles se retiraron de la capilla del padre Merardo, ya alguien me había dicho que había provocado con comentarios anteriores esa polémica, para muchos es un berrinche u odio, más bien en lo personal es alertar a los mismos sacerdotes que recapaciten y a la feligresía, aunque al final son ellos los que deciden. Por último mencionó que, este mismo sacerdote, dijo que esto se va a poner peor y no es por mis comentarios, pues otros sacerdotes hacen lo suyo y alertan a sus fieles, así como las familias se están dividendo por esta causa del conclavismo, yo no diría lo mismo que arriba, pues cada publicación cada comentario de mi parte es una amenaza, lo que denota que no saben hacer una buena defensa, solo chantajear, ni siquiera los grandes herejes como Nestorio, se pusieron a amenazar, al menos en su pertinencia, tenían decencia y defendían los suyo, más estos conclavistas carecen de conocimiento de los más básico, que ni siquiera serviría para prender un fogón, mucho menos formar una persona para el sacerdocio...

    ResponderEliminar
  4. Jorge Ramón Santos, estoy muy sorprendido que comparta este post desde el blog anticatólico Sursum corda, otrora fue católico pero hoy día es un enemigo de la integridad católica. Le digo esto no para defender al inmoral de Mons. Squetino, si no para que no desacredite su blog con estos articulas difamatorios y cargados de mentiras, ya le dije que Squetino es un delincuente común que debería estar en la carcel por canalla, sinverguenza y asesino, pero esto no da licencia para que publique este articulo con nombre e investigaciones falsas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabemos que Raúl Miguel de Sursum Corda no es católico, pero como escribio Kempis, no hay que mirar tanto quién dice, sino qué dice. Y no son calumnias ni falsedades. Aquí le dejamos el enlace donde está la lista de donde la fuente anónima tomó la información:

      http://www.tboyle.net/Catholicism/Thuc_Consecrations.html

      PD. No es Ramón. Ramón es el cura casado squetinista.

      Eliminar
    2. Di por casualidad con este artículo, pero no con este blog que me parece uno de los mejores. Te pregunto: ¿No soy católico? ¿Entonces?
      Saludos en Cristo,
      Raúl Miguel
      Administrador del blog Sursumcorda

      Eliminar
    3. Muy apreciado Raúl Miguel. El punto en el comentario al que hacés alusión es que el hecho que no seas católico romano no lo vemos como impedimento para abordar estas problemáticas, como pretende Javier (quien te tachó de anticatólico); desde tiempo atrás hemos visto y conocido tu honestidad espiritual y dedicación intelectual, que hoy en día hacen mucha falta.
      Saludos en Cristo, y bienvenido nuevamente.

      PD. Hace pocas semanas encontramos tu blog en Wordpress.

      Eliminar
  5. Al “Sr. Raúl” squetinista, el estado de necesidad no significa necesariamente que todas las normas canónicas se deban pasar por alto, y menos las que son de origen divino, como es la de que NI LOS LAICOS PUEDEN PARTICIPAR EN ELECCIONES ECLESIÁSTICAS (y eso no lo decimos por ser Jorge Rondón Santos, lo decimos asistidos por la Sagrada Escritura, los Concilios de Laodicea I, Nicea II y Constantinopla IV, el Papa Honorio III y San Roberto Belarmino).

    Y estamos tan seguros de esperar la Restauración de la Iglesia (y todo católico verdadero lo desea y espera) que afirmamos que solo Dios puede hacerlo y lo hará, en su debido momento, sin necesidad alguna de concilios imperfectos parcializados como pretendían los simpatizantes de Von Pentz, Pulvemacher y ahora Squetino para honrar sus promesas: «Muchos prácticamente ignorararán la verdad principal, que la Iglesia nunca podrá ser vencida por ningún poder creado... [...] el Señor no necesita de habilidades torcidas para ayudarle a cumplir su promesa» (DOM PRÓSPER GUÉRANGER OSB, El año litúrgico, comentario a la Epístola para el Domingo XXº después de Pentecostés).

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.