domingo, 1 de marzo de 2020

NO DEBEMOS CALLAR LA VERDAD

 
«Pero cuando la necesidad apremia, no sólo deben guardar incólume la fe los prelados, sino que, como enseña Santo Tomás, “cada uno de los fieles está obligado a propagar la fe delante de los otros, ya para instruir y confirmar a los demás fieles, ya para reprimir la audacia de los infieles” (Summa Theologíæ, II-IIæ, quæst. 3, art. 2, ad 2.). Recular ante el enemigo, o callar cuando de todas partes se levanta incesante clamoreo para oprimir a la Verdad, propio es, o de hombre cobarde, o de quien duda estar en posesión de las verdades que profesa».
  
PAPA LEÓN XIII. Encíclica “Sapientiæ Christiánæ”, sobre los deberes de los ciudadanos católicos. 10 de Enero de 1890.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.