martes, 3 de marzo de 2020

EN LOS HOGARES SE FORJA LA SUERTE DE LOS ESTADOS

Tomado de ACCIÓN FAMILIA (Chile).
   
“Roscón de Reyes” (Jean-Baptiste Greuze. Montpellier, Museo Fabre).
   
La familia es atacada continuamente en nuestro mundo actual. El divorcio, el reconocimiento de las uniones homosexuales, una educación sexual permisiva para los niños y adolescentes, las intervenciones abusivas del Estado en la vida familiar, etc. son algunos de estos atentados.
    
En el texto del Papa León XIII que reproducimos a continuación veremos la importancia de la familia para la vida de un país.
«La familia contiene en sí los gérmenes de la sociedad civil, y es en gran parte en el hogar doméstico que se va creando la suerte de los Estados. Esto es tan verdadero que los que se proponen arrancarlos al cristianismo, comienzan por la raíz, dándose prisa para corromper a la familia. (…)
    
Es, por lo tanto, rigurosa obligación de los padres trabajar y luchar para repeler toda usurpación en esta materia y reivindicar para sí exclusivamente el derecho de educar a sus hijos con espíritu cristiano, como debe ser, y desviarlos, cueste lo que cueste, de aquellas escuelas donde estén expuestos a beber el mortal veneno de la impiedad. (…)
    
Persuádanse todos bien de que, para la buena educación de los niños, tiene máxima importancia la educación doméstica. Si la juventud encuentra en el hogar las reglas de la vida virtuosa y una como escuela práctica de las virtudes cristianas, segura está en gran parte la salvación de la sociedad».
  
PAPA LEÓN XIII. Encíclica “Sapientiæ Christiánæ”, sobre los deberes de los ciudadanos católicos. 10 de Enero de 1890.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.