martes, 31 de marzo de 2020

LOS ENGAÑOS DE LA DICTADURA COMUNISTA CHINA (Para los que les gusta el comunismo chino)

Tomado de NOTICIERO DIGITAL.
   
VARGAS LLOSA Y LA PESTE CHINA
AMÍLCAR APONTE OCHOA
El recién pasado domingo 15 de este mes y año, como lo acostumbra semanalmente en el diario El País de España, nuestro Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa escribió un artículo que tituló “¿Regreso al Medioevo?”, donde destaca a la actual pandemia de la “Peste China”, como realmente debiera llamarse y no alcahuetamente Covid-19 o Coronavirus; donde en un párrafo apunta:
“Nadie parece advertir que nada de esto podría estar ocurriendo en el mundo si China Popular fuera un país libre y democrático y no la dictadura que es. Por lo menos un médico prestigioso, y acaso fueran varios, detectó este virus con mucha anticipación y, en vez de tomar las medidas correspondientes, el Gobierno intentó ocultar la noticia, y silenció esa voz o esas voces sensatas y trató de impedir que la noticia se difundiera, como hacen todas las dictaduras. Así, como en Chernóbil, se perdió mucho tiempo en encontrar una vacuna. Sólo se reconoció la aparición de la plaga cuando ésta ya se expandía. Es bueno que ocurra esto ahora y el mundo se entere de que el verdadero progreso está lisiado siempre que no vaya acompañado de la libertad. ¿Lo entenderán de una vez esos insensatos que creen que el ejemplo de China, es decir, el mercado libre con una dictadura política, es un buen modelo para el tercer mundo? No hay tal cosa: lo ocurrido con el coronavirus debería abrir los ojos de los ciegos.”
La franqueza allí condensada, de la responsabilidad del gobierno comunista Chino en esta catástrofe planetaria, catalogada por la OMS como una pandemia de consecuencias impredecibles e inimaginables, como es su costumbre cuando se le dice la verdad, le causó ira y de inmediato ordenó censurar a Vargas Llosa, sacando de circulación sus obras, a pesar de ser el escritor de habla hispana más leído en ese país.
   
Así mismo, la embajada China en la República del Perú emitió un comunicado donde entre otras cosas dice lo siguiente:
“No sabemos qué contribuciones ha hecho el Sr. Vargas Llosa para el combate contra el Covid-19 tanto en Europa como el Perú……”
No es del oficio o profesión de Vargas Llosa salir a contribuir a combatir esa “Peste China” en ninguna parte, pero sí es de su oficio como intelectual y escritor, además, por su talante democrático y como defensor a ultranza de la libertad de la ciudadanía de cualquier país oprimido, expresar públicamente mediante la denuncia certera, cuando se trate de disfrazar, matizar, esconder o reprimir la voluntad de los pueblos a ser libres, aún, a costa de sufrir cualquier represión en su contra por parte de los opresores y la China comunista ni con su propaganda, esto lo puede ocultar.
    
Lo que sí puede estar segura la dictadura comunista china, es que Vargas Llosa no ha contribuido en nada para que ese virus se haya propagado y cobrado tantas vidas, y una hecatombe planetaria, como ellos si lo han hecho.
   
Continúa el comunicado con: “Respetamos la libre expresión, pero eso no implica aceptar arbitrarias difamaciones y estigmatizaciones”; …la desfachatez y el cinismo son características que identifica a los comunistas, al grado de causar risa, como eso de que la dictadura comunista china respete la libre expresión, ni de pensamiento ni de nada; y creen que pueden jugar con el castellano: decir la verdad no es difamar, y estigmatizar según el diccionario es “Marcar a uno con un hierro candente”, el único hierro candente que utiliza el gobierno dictatorial y comunista chino es la opacidad, ocultismo, falacias, embustes y las mentiras que dicen.
Concluye el escrito de la embajada china con: “La embajada china seguirá defendiendo firmemente la imagen y dignidad de nuestro país”; sería muy bueno que lo hicieran devolviendo la libertad a un pueblo oprimido, censurado, sin libertad y que alguna vez digan la verdad.
Es público, notorio y comunicacional, el basamento de lo expuesto por Vargas Llosa, verdades que a continuación indicamos:
  1. La peste que asola al planeta es de origen Chino, aunque por celestinaje la OMS no lo diga, o es que acaso no se inició en una población denominada Wuhan, ¿Dónde queda, pues?
  2. En diciembre del 2019 tenían identificado el virus y comprobado que se trasmitía a los seres humanos, la dictadura impidió que los científicos alertaran al mundo y dar la información, antes por el contrario ordenaron destruir las muestras de laboratorio que explicaban la causa de la neumonía viral.
  3. Durante todo el mes de enero los asesinos del gobierno chino negaron que lo que ocurría fuera un caso de transmisión persona a persona.
  4. Esa dictadura comunista es tan brutal y malévola que hicieron callar a los médicos y científicos que querían alertar al mundo de la gravedad de la “Peste China”.
  5. El Dr. Li Weliang en diciembre empezó a alertar a sus compañeros de la escuela de medicina sobre lo contagioso del virus, parecido al SARS que el año 2000 se esparció desde China al resto del mundo y causó muchos muertos.
  6. El Dr. Li Weliang fue arrestado por la dictadura y para liberarlo tuvo que suscribir un documento donde aceptaba haber cometido un error, hacer declaraciones falsas en las redes sociales y se comprometía a reflexionar sobre sus errores.
  7. La policía de la dictadura utilizó durante varias semanas la televisión pública, única que hay, para desacreditar a dicho Médico y pedían a la población a no creer en rumores.
  8. El Dr. Li Weliang junto a otros Médicos fueron silenciados, murió a los 34 años contagiados por el virus y dejó una esposa embarazada y un pequeño hijo, así respetan la libertad de expresión los comunistas chinos.
  9. Una dictadura comunista tan genocida, que promovió el banquete del año nuevo lunar a finales de enero, festividad tradicional donde millones de chinos se trasladaron a otras localidades para visitar familiares, a pesar de la información que tenía pero ocultaban, y de la velocidad del contagio entre personas.
  10. El 23 de enero aproximadamente 5 millones de chinos abandonaron Wuhan, y prominentes chinos que criticaron la actitud de la dictadura, fueron desaparecidos.
  11. Escondieron información, destruyeron muestras de laboratorio, frenaron pruebas, negaron durante varias semanas la transmisión viral, y no tomaron ninguna medida para evitar que el virus se propagara por el planeta.
  12. Un estudio publicado este mes concluyó que si la dictadura comunista china hubiera actuado en diciembre del 2019 diligentemente, la cantidad de contagios podría haberse reducido en un 95% y su extensión geográfica se habría limitado.
  
Con todos estos elementos y partiendo del principio según el cual, todo aquel que cause un daño está en la obligación de repáralo y resarcirlos, la dictadura comunista china debe subvencionar a los países que están sufriendo de esta pandemia, en el caso de Venezuela el gobierno en vez de solicitar préstamo al FMI, debe exigirle a su socio china la indemnización por los daños causados por el virus, pero además, por su contribución al desastre económico que padecemos.
  
La dictadura comunista china ha cometido un delito de lesa humanidad, y debe buscarse la manera de solicitar su enjuiciamiento.
  
Mario Vargas Llosa es de nuestro patrimonio, del mundo libre y no debemos permitir que sea denigrado por unos asesinos, opresores, déspotas, tiranos comunistas.
   
¡¡¡¡Libertad!!!!, difúndelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.