miércoles, 4 de marzo de 2020

NOVENA A DIOS PADRE CELESTIAL, PIDIÉNDOLE POR EL NOMBRE DE SU HIJO JESÚS

Con licencia eclesiástica. Indulgencia de 200 días por los Cardenales Arzobispos de Toledo y Granada; el Nuncio Papal en España concedió 100 días para los fieles de España. Los Arzobispos de Valencia, Zaragoza y Mallorca concedieron cada uno 100 días. Los Obispos de Oviedo, Vitoria, Cuenca, Lérida, Vich, Ávila y Málaga concedieron 50 días, haciéndola extensiva los dos últimos a los propagadores en sus diócesis de esta devoción.
   
NOVENA AL PADRE CELESTIAL PIDIÉNDOLE POR EL NOMBRE DE SU HIJO JESÚS
  
  
Pedid y se os dará, buscad y se os abrirá (Evangelio según San Mateo, c. VII, v. 7). Porque el justo, dice Dios, puso toda su esperanza en mí, le libraré de todo peligro; y le protegeré porque conoce e invoca mi nombre. (David, Salmo XC, v. 14).
  
INVOCACIÓN AL PADRE CELESTIAL
¡Oh Dios omnipotente y bondadoso! Vednos postrados a vuestros pies para imploraros misericordia y perdón por nuestros muchos pecados. ¿Quiénes somos somos nosotros para parecer ante Vos, y mucho menos para pediros gracias? Acordáos, sin embargo, que dijisteis por boca de vuestro Divino Hijo: Pedid y se os dará, buscad y se os abrirá; y en otra parte: Pedid por el Nombre de Jesús, y todo se os concederá. Llenos de confianza en vuestras palabras, os suplicamos nos concedáis la gracia...
   
Por este mismo Nombre os pedimos perdón de nuestras culpas; gracia para vencernos; generosidad en vuestro servcio; constancia en el bien obrar y llegaros a amar en la tierra cuanto es posible a una miserable criatura. Concedednos, os suplicamos de nuevo, la gracia que solicitamos en esta Novena.
  
¡Oh Padre celestial!
Escuchad nuestras súplicas, por el Nombre de vuestro Hijo Jesús (Cinco veces).
  
ORACIÓN
¡Oh Dios, que quisisteis glorificar el Nombre de vuestro Hijo, prometiendo conceder cualquier cosa que por Él se os pidiera! Acordáos de vuestra promesa, ya que en ella tenemos puesta toda nuestra confianza, y concedednos el favor que solicitamos. Ciertos estamos de alcanzarlo porque creemos firmemente que antes pasarán los cielos y la tierra que deje de cumplirse la menor de vuestras palabras. Gracias sean dadas ya desde ahora Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. Amén.

2 comentarios:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.