lunes, 17 de mayo de 2021

BERGOGLIO, MONAGUILLO DE JOHN KERRY

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
   
“Trabajamos para el mismo patrón”
  
Francisco Bergoglio recibió el 15 de mayo a John Forbes Kerry, el Enviado especial sobre el Clima del régimen de Biden, quien visitó el Vaticano para una conferencia a puertas cerradas ese mismo día, sobre “Soñar con una mejor reanudación”.
   
“Reanudación” parece haber sustituido al ominoso “reset” (reinicio). Entre los participantes se encontraban los ministros de finanzas de México (Arturo Herrera Gutiérrez), Alemania (Wolfgang Schmidt), Francia (Bruno Le Maire Fradin de Belâbre), España (Nadia María Calviño Santamaría), Italia (Daniele Franco), Estados Unidos (Janet Louise Yellen Blumenthal) y Argentina (Martín Maximiliano Guzmán), el Secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina Gustavo Osvaldo Béliz, economistas de izquierda (Jeffrey David Sachs Abrams, la Secretaria General Iberoamericana Rebeca Grynspan Mayufis, y el Premio Nobel de Economía 2001 Joseph Eugene Stiglitz Fishman, todos judíos), el Director gerente de operaciones del Banco Mundial (Axel van Trotsenburg), el presidente de la la Unión Africana (Félix Antoine Tshisekedi Tshilombo, Presidente de la República Democrática del Congo), el director de la Fundación Rockefeller (Rajiv Janardan Shah) y vicedirectora del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional Julie Kozack.
   
Un halagador Kerry dijo en el sitio web VaticanNews.va que se reunió con Francisco Bergoglio, porque es una “autoridad moral en el tema de la crisis climática” y “una de, si no las voces más poderosas del planeta”. Sin embargo, son los oligarcas los que deciden a través de sus medios de comunicación qué voces hacer “poderosas” y cuáles suprimir.
   
“El Vaticano puede ser una entidad pequeña”, siguió halagando Kerry, “pero el rebaño es enorme a nivel mundial y Su Santidad, el papa Francisco, tiene la capacidad de ayudar a galvanizar la acción de los países”.
   
John Forbes Kerry es un “católico” en los papeles y de ascendencia judía (sus abuelos paternos eran Fritz Kohn e Ida Löw –descendiente de Sinal, hermano del rabino Judá Löw ben Bezalel, el Maharal de Praga–), cuyas posturas sobre el aborto fueron condenadas por los obispos estadounidenses en 2004, cuando se presentó como candidato a la presidencia. El entonces arzobispo de San Luis, Raymond Burke (con quien, dicho sea de paso, Bergoglio no se ha reunido, como tampoco con los cardenales Walter Brandmüller y Joseph Zen Ze-kiun SDB), emprendió una guerra de “Comunión” contra él.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.