martes, 25 de mayo de 2021

ROBERT MAGUIRE, O UN NUEVO NIVEL PARA EL SINSENTIDO NOVUSORDIANO

Traducción del artículo publicado en NOVUS ORDO WATCH.
  
¿PENSABAS HABERLO VISTO TODO? ¡NO HASTA QUE VEAS AL PADRE BOB MAGUIRE!
El sinsentido del Novus Ordo llevado a un nivel totalmente nuevo…
   
      
Nos cuesta presentarte al Padre —sí, él es un sacerdote válidoRobert John “Bob” Maguire McLaughlin (1934), una celebridad excéntrica en la archidiócesis novusordiana de Melbourne, Australia. Quizá la mejor descripción en una línea que se puede dar de esta escoria anticatólica es: “Todo lo que está mal con el Novus Ordo en un hombre”.
   
El vídeo inferior muestra la última “Misa” novusordiana del padre Maguire en su parroquia de los Santos Pedro y Pablo, perpetrada por él el 29 de Enero de 2012, habiendo resistido a su retiro forzoso por más de dos años.
   
No, el entonces “Arz.” Denis James Hart Larkan no lo forzó a retiro porque estuviese horrorizado por el sacrílego y absurdo caos del padre Maguire, al menos no si tomamos sus palabras literalmente, porque Hart alabó el presunto “servicio ejemplar a la archidiócesis de Melbourne” por Maguire y le expresó su profunda gratitud “por su excepcional trabajo pastoral por muchos años” (fuente). Pero Maguire había llegado a los 75 años, y esa es la edad en que el derecho canónico novusordiano estipula que un pastor debe renunciar, aunque no se requiera su aceptación por el obispo.
   
Para Maguire, ese requerimiento de renuncia por edad vino en 2009, aunque no dejó la parroquia hasta 2012 (el mismo Hart se retiró en 2018 y fue remplazado por el “Arz.” Peter Andrew Comensoli Kauter, quien es ahora responsable en alguna forma u otra para el retirado padre Maguire).
  
Pero ahora vamos al vídeo. ¡ADVERTENCIA! Lo que estás por ver probablemente te impresionará, sí, a ti, que piensas haberlo visto todo:
   
Si no puede verse el vídeo, clic aquí
   
Si no viste nada, mira el segmento que comienza en 36:32 hasta 40:30 —esto es, desde el Sanctus hasta el Pater noster— y no olvides cerrar la boca después.
   
Sorprende que el padre Bob no encendiera un cigarrillo o se excusase para ir al baño en medio de este despreciable espectáculo autocentrado. El padre Bob pone a la “Iglesia divertida” del Vaticano II a máxima capacidad, ¡él hace ver a los demás demoledores litúrgicos como simples amateurs en comparación!

Como hemos preguntado antes a nuestros lectores, cuando todo está dicho y hecho, cuando tu tiempo se acaba y tu vida está llegando a su fin y solo te quedan pocos minutos para vivir, ¿a quién tendrías en tu lecho de muerte? ¿Al estricto, serio, reverente y enteramente ortodoxo sacerdote católico genuino, cuyo deseo es llevarte a la salvación eterna, sin importar cuán doloroso deba ser? ¿O este ridículo pelmazo alegrón que se burla del Sagrado Sacerdocio de nuestro Santísimo Señor con cada aliento que toma, y que quizá te envíe a la eternidad, no con la absolución y el Santo Viático, sino con una palmada y un irreverente: “¡Dile hola al Señor por mí cuando llegues!”?
  
Cualquier parecido con el ‘padre Chuck’ es enteramente coincidencia…
  
En 2003, el padre Bob estableció la Fr. Bob Maguire Foundation, un apostolado que se enfoca en ayudar a la gente en sus necesidades temporales. El sitio web oficial de la Fundación señala que es una “misión secular”. Eso se ajusta a Maguire, cuya religión verdadera parece ser el humanismo secular.
  
En 2013, Penguin Books publicó una biografía de este modernista sinvergüenza, titulada Father Bob – The Larrikin Priest (El padre Bob – El sacerdote travieso). Aquí puede verse un breve vídeo presentando el libro. Ese mismo año, un documental televisivo con financiación colectiva sobre Maguire fue transmitido en Australia, con el desvergonzado título In Bob We Trust (En Bob confiamos).
   
El padre Maguire también mantiene una bitácora personal. Ordenado en 1960, posee órdenes sacerdotales válidas. Él es y permanecerá un alter Christus en la eternidad, un sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec (cf. Heb. 5, 6). Con esto en mente, mira estos enlaces aleccionadores:
   
Debemos temblar ante el Sagrado Sacerdocio de Nuestro Santísimo Señor y Salvador. El padre Maguire piensa que es razón para burlarse de sí mismo, y de Cristo. Pero San Pablo nos advirtió: “No os engañéis, Dios no puede ser burlado” (Gál. 6, 7).
   
La realidad es que los escarnecedores como Maguire van y vienen. “Pero el Señor permanece para siempre. Él ha preparado su trono para juzgar” (Salmo 9, 8).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.