domingo, 30 de mayo de 2021

SECUENCIA “Profiténtes Unitátem” EN HONOR A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Santísima Trinidad (Taller de Jaime Baçó Escrivà y Juan Reixach).
     
Secuencia compuesta por el himnógrafo Adán de San Víctor, chantre (maestro de coro) de la Catedral de París.
 
LATÍN
Profiténtes Unitátem
Venerémur Trinitátem
Pari reveréntia.
Tres Persónas asseréntes
Personáli differéntes
A se differéntia.
  
Hæc dicúntur relatíve,
Cum sint unum substantíve,
Non tria princípia.
Sive dicas tres, vel tria:
Simplex tamen est usía,
Non triplex esséntia.
  
Simplex esse, simplex posse,
Simplex velle, simplex nosse,
Cuncta sunt simplícia.
Non uníus quam duárum
Sive trium personárum
Minor efficácia.
  
Pater, Proles, Sacrum Flamen,
Deus unus: sed hi tamen
Habent quædam própria.
Una virtus, unum numen:
Unus splendor, unum lumen:
Hoc una quod ália.
  
Patri Proles est æquális,
Nec hoc tollit personális
Ambórum distínctio.
Patri compar Filióque,
Spiritális ab utróque
Procédit connéxio.
  
Non humána ratióne
Capi possunt hæ persónæ,
Nec harum discrétio.
Non hic ordo temporális,
Non hic situs aut locális
Rerum circumscríptio.
  
Nil in Deo præter Deum,
Nulla causa præter eum
Qui creat causália.
Effectíva vel formális
Causa Deus, et finális,
Sed numquam matéria.
  
Digne loqui de persónis
Vim transcéndit ratiónis,
Excédit ingénia.
Quid sit gigni, quid procéssus,
Me nescíre sum proféssus:
Sed fide non dúbia.
  
Qui sic credit, ne festínet,
Et a via non declínet
Insolénter régia.
Servet fidem, formet mores;
Nec atténdat ad erróres
Quos damnat Ecclésia.
 
Nos in fide gloriémur,
Nos in una modulémur
Fídei constántia.
Trinæ sit laus unitáti,
Sit et simplæ Trinitáti
Coætérna gloria. Amen.
  
TRADUCCIÓN
Confesemos la Unidad divina,
Veneremos a la Trinidad
Con un culto igual:
Reconociendo tres Personas
Que distingue
Una personal diferencia.
  
Ellos reciben su nombre de su relación,
Siendo uno sustantivamente,
Y no tres principios.
Empleando para ellos el número de tres,
Debes reconocer que su sustancia es simple,
Que su esencia no es triple.
  
Simple el ser, simple el poder,
Simple el querer, simple el saber,
Todo en ellos es simple;
El poder de una de estas Personas
No es menor que el de dos
Ni el de tres.
  
El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,
Un solo Dios; pero cada uno
Posee lo que le es propio.
Una sola virtud, una sola divinidad,
Un solo esplendor, una sola luz;
Lo que el uno posee lo posee el otro también.
  
El Hijo es igual al Padre,
Pero esta igualdad no disminuye
La distinción personal de ambos.
Igual al Padre y al Hijo,
El Espíritu es el vínculo
Que procede del uno y del otro.
  
La razón humana no sabría
Comprender estas tres personas,
Ni la disparidad de estas.
Allí no hay orden temporal,
Ni hay sitio o lugar
Para circunscribir las cosas.
  
En Dios, nada sino Dios;
En él, ninguna causa sino
Aquella que produce las otras.
Causa efectiva y formal,
Causa final es Dios,
Pero nunca materia.
  
Hablar dignamente de las divinas personas
Trasciende las fuerzas de la razón
Y sobrepasa el ingenio.
Confieso desconocer
La generación y procesión de la divina esencia,
Pero la fe no lo duda.
  
El que crea no se apresure,
Y no tenga la insolencia
De declinar del camino real.
Que conserve la fe, que regle su vida,
Y no se incline hacia el error
Que la Iglesia condena.
  
Gloriémonos en nuestra fe,
Inspírenos cantos melodiosos
Nuestra constancia en la fe única:
Alabanza y coeterna gloria
Sean a la trina unidad,
A la Trinidad simple en su esencia. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.