jueves, 6 de mayo de 2021

EL PADRE GOMMAR DE PAUW, PRIMER FUNDADOR DEL MOVIMIENTO CATÓLICO TRADICIONALISTA

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
   
El padre Gommar DePauw (1918-2005) asistió al anticoncilio Vaticano II, pero se hizo independiente en 1964, cuando dicho conciliábulo inventó la Iglesia Conciliar.
El padre DePauw fundó el Movimiento Católico Tradicionalista cuando virtualmente no quedaba nada para los Católicos (tradicionales) en los 1960’s, excepto las Misas Latinas Tradicionales del padre DePauw por radio, y su periódico Sonido de la Verdad y la Tradición.
   
Si le preguntas a muchos católicos quién fue el fundador del Movimiento Católico Tradicional, la mayoría de ellos no tendrían una pista. Algunos de ellos podrían decir que el arzobispo Marcel Lefebvre, que fundó la Sociedad de San Pío X en 1970. Pero ellos estarían fatalmente errados. Tal ignorancia es un escándalo para el Movimiento Católico Tradicional, cuando ¡cada movimiento importante conmemora y alaba a su fundador, y ciertamente conoce su nombre! De hecho, el 6 de Mayo de 2021 se cumple el decimosexto aniversario de la muerte del fundador del Movimiento Católico Tradicionalista, el padre Gommar Albert DePauw. El padre DePauw (nacido el 11 de Octubre de 1918, fue un sacerdote reconocido (ordenado el 12 de Abril de 1942 por Mons. Honoré Jozef Coppieters, obispo de Gante), habiendo recibido una Triple Licenciatura Mayor en Derecho Canónico, Teología Moral e Historia de la Iglesia de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y el doctorado en Derecho Canónico de la Universidad Católica de América (cuando dichas instituciones eran católicas), superando por tanto a Fulton Sheen, y habiendo servido como decano académico en el Seminario Primacial de los Estados Unidos Mount St. Mary (perteneciente a la Archidiócesis de Baltimore) en Emmitsburg, Maryland.
  
Ya en 1963, el padre DePauw, que como perito (teólogo experto asistiendo a un obispo) vio de primera mano la debacle de las sesiones del Anticoncilio Vaticano II, se escandalizó por la promulgación de la deuterovaticana “Sacrosánctum Concílium” (Constitución sobre la Sagrada Liturgia) y vio, más temprano que prácticamente nadie, clérigo o laico, la devastación que este documento impondría sobre la Iglesia. En 1964 el padre DePauw dejó su decanatura en el Seminario Primacial y fundó el Movimiento Católico Tradicionalista, haciéndose valerosamente independiente de la neoiglesia del Nuevo Orden. 1964 fue el año en el cual el Conciliábulo Deuterovaticano y Pablo VI hicieron oficial y notoria la apostasía de la Fe Católica y fundaron la herética Iglesia del Nuevo Orden para remplazar la Iglesia Católica con el documento herético “Lumen Géntium”. Esto fue antes que el arzobispo Lefebvre fundara la Sociedad de San Pío X en Écône.
    
Uno de los aspectos más destacados del movimiento antimodernista del padre DePauw fue que ¡este destacado sacerdote fundó el Movimiento Católico Tradicionalista antes que el Vaticano II siquiera terminase! Mucho antes que el arzobispo Lefebvre, la Sociedad San Pío X, la Sociedad San Pío V, la Congregación María Reina Inmaculada, el “Indulto” del non sancto Juan Pablo II Wojtyła de 1988, y la falsa Nueva Misa Latina “Extraordinaria” de Benedicto XVI Ratzinger en 2007, el padre DePauw fue quien vio primero que el discurso florido de una “Nueva Primavera” para la Iglesia era una treta siendo usada engañosamente para engañar a los fieles mientras los revolucionarios ejecutaban su agenda herética modernista y anticatólica que comenzaron por la destrucción de la Misa Latina Tradicional en su antiiglesia del Nuevo Orden.
   
En el epílogo del conciliábulo deuterovaticano, a comienzos de los 1960’s no quedaba virtualmente nada para los Católicos tradicionales excepto las Misas Latinas Tradicionales del padre DePauw por radio desde las grandes áreas metropolitanas y los periódicos y grabaciones de su Movimiento Católico Tradicionalista, transmitidas a todo Norteamérica desde su capilla Ave María en Westbury (Long Island, Nueva York), fundada el 23 de Junio de 1968 y dedicada el 10 de Agosto de ese año por Mons. Blas (Sigibaldo) Kurz OFM, para desmentir el reclamo conciliar que la bimilenaria Misa Latina Tradicional no existía más. Para aquellos que vivieron a lo largo del primer período del Novus Ordo, fue un período deprimente, pero, por causa de la valiente obra apostólica del padre DePauw, incontables almas fueron inspiradas para resistir al Nuevo Orden, y así preparó el terreno para el actual movimiento Católico tradicional. Él continuó siendo un crítico abierto de la Iglesia Conciliar y su fraudulenta (inválida) “Nueva Misa” protestante-masónico-pagana hasta su muerte en 2005.
   
El padre DePauw, con el ojo avizor de un profeta, no se arrastró al Novus Ordo para buscar “permiso” de obispos conciliares apóstatas o envió peticiones a antipapas apóstatas para conseguir un “indulto” para lo que él y todo sacerdote católico tiene el derecho y deber apostólico: dispensar la Misa Latina Tradicional y los Sacramentos Latinos Tradicionales para la salvación de las almas, y ofrecer la Verdadera Misa inmemorial para gloria de Dios omnipotente.
   
Verdaderos Católicos, doblad vuestras rodillas y rezad un Réquiem ætérnam por este valeroso sacerdote Católico tradicional que nos mostró a todos nosotros el camino correcto, el camino Católico tradicional, y rechazó retroceder al pretendido clero del Nuevo Orden inválido. Si hoy tienes la Misa Latina Tradicional y los Sacramentos, no los tendrías a menos que el padre Gommar DePauw pavimentase valeroso el camino para que te sean dados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.