viernes, 28 de mayo de 2021

EL MANICOMIO ALEMÁN

Noticias tomadas de diversas fuentes.
   
     
   
Antes que los presbíteros Philipp Schöppner y Johannes Wende impartieran la primera “bendición” después de su “instalación” por el obispón de Fulda Michael Gerber, en ceremonia realizada el sábado 22 de Mayo en la catedral de San Salvador, Gerber pidió a su homóloga luterana del Electorado de Hesse-Waldeck, Beate Hofmann, que estaba presente, dirigirse a la asamblea.
   
Hofmann dijo que era “inusual y muy único” para una “obispa” protestante en una ordenación sacerdotal católica, y explicó que le devolvía la visita a la presencia de Gerber en una instalación protestante en Octubre de 2020.
   
Revelando un bien fundado complejo de inferioridad protestante, agregó: “Habría estado feliz no sólo por participar en la celebración, sino también en oficiar en las ordenaciones y recibir la comunión, porque como Vd. [= Gerber], yo también estoy ordenada en Palabra y Sacramento, y tengo detrás mío un largo camino espiritual hasta este oficio”.
   
Ella admitió que las diferencias teológicas sobre el ministerio y la doctrina “aún” impiden el proyecto, por el hecho que las mujeres no son “ordenadas” en la Iglesia. Los protestantes no creen en el sacramento del orden.
   
Hofmann expresó su esperanza que los dos recién “ordenados” experimenten el presbiterado femenino durante su vida. Añadió que “juntos proclamemos la buena nueva de la gracia y amor incondicional de Dios”, equivocándose nuevamente porque la gracia de Dios es inmerecida, mas no incondicional. Al final, nadie aplaudió, aunque esto se ha hecho consuetudinario en los eventos novusordianos.
  
     
Ninguno de los 26 comentarios que hubo a esta transmisión en vivo mostró simpatía por el “increíble blablablá mainstream relativista” de Hofmann, el cual llamaron “terrible”, “rudo”, “irrespetuoso para con los recién ordenados”, y un “reflejo de la decadente y en declive secta eclesiástica alemana”.
   
Incluso, uno de los comentaristas dijo: “Sobre todo, me avergüenza que la Diócesis de Fulda tenga un ‘obispo’ así”.
   
   
   
Francisco Bergoglio ha ordenado una Visita Apostólica a la archidiócesis de Colonia, Alemania, la cual tendrá lugar en Junio. Los visitadores son el cardenal de Estocolmo Anders Aborelius OCD (71), y el obispo de Róterdam Johannes Hermannes Jozefus “Hans” van den Hende (57), presidente de la Conferencia Episcopal Neerlandesa.
   
  
La archidiócesis de Colonia está dirigida por el cardenal “conservador” Rainer Maria Woelki, de 64 años. Durante meses, ha sido víctima de una insana campaña mediática en su contra. En Marzo, Woelki publicó un informe independiente sobre su manejo de los casos de abuso sexual clerical, que lo absolvieron de cualquier sospecha de “encubrimiento”.
   
Woelki dio varios pasos respecto al abuso sexual, firmando, por ejemplo, un acuerdo con el Comisionado Independiente del Gobierno Federal para el Abuso Sexual de Menores.
   
La de Colonia es la diócesis más grande de Alemania y una de las más ricas del mundo. Woelki es odiado por los medios oligárquicos por atreverse a criticar el Sínodo Alemán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.