lunes, 17 de mayo de 2021

JESUITA AMIGO DE BIDEN RENUNCIÓ A LA PRESIDENCIA DE LA UNIVERSIDAD DE SANTA CLARA POR ALCOHÓLICO

Elementos tomados de GLORIA NEWS y TRADITIO. Imagen tomada de internet.
   
   
El presbítero jesuita Kevin Fleming O’Brien, de 54 años y abogado de profesión, renunció como presidente de la Universidad de Santa Clara en Silicon Valley, California. Los gobernadores demócratas de California Gavin Christopher Newsom Menzies (actualmente aspirando a reelección) y Edmund Gerald “Jerry” Brown Layne están entre sus antiguos alumnos.

El 20 de Enero, él presidió un servicio inaugural en la catedral católica de San Mateo con Joe Biden, a quien conoció como vicepresidente estadounidense cuando él era pastor asociado a la iglesia católica de la Santísima Trinidad en Washington DC.
   
Ahora, una investigación encontró que está involucrado en conversaciones de índole sexual y alimentadas por el alcohol con estudiantes de posgrado. Él ha comenzado un programa externo para manejar los problemas personales, incluyendo consejería para el estrés y el alcohol. La información sobre el caso es limitada para proteger a O’Brien.
  
O’Brien, nacido en Montréal (Québec, Canadá) de Lawrence J. “Larry” O’Brien McMahon y Ruth Elizabeth “Libby” Fleming Stevenson (ambos de ascendencia irlandesa, fallecidos), asumió el cargo el 1 de Julio de 2019 y fue puesto en licencia el 10 de Marzo. Él quiere regresar a su ministerio presbiteral y reconoció haber exhibido conductas a lo largo del año pasado en ciertas ocasiones sociales con adultos.
   
En un  artículo del 6 de Septiembre de 2018 para el oligárquico CNN que resultó ser una mezcolanza barata de los mantras bergoglianos, O’Brien explicó “por qué permanezco en la iglesia” ante las “recientes revelaciones de abusos sexuales y abuso de poder en la iglesia”
   
Yendo con la corriente, insistió en confrontar la “cultura del clericalismo” y “privilegio que permite el ejercicio abusivo de la autoridad” autopublicitándose como alguien que aconsejó a “mucha gente escandalizada por pasadas revelaciones de abuso y frustradas por tla insensibilidad o arrogancia de los líderes y ministros eclesiales”, y quejándose sobre el “uso de los católicos gais y lesbianas como chivos expiatorios para la crisis”.
    
Él explicó que “algunos decidieron dejar la iglesia que los dejó perder su fe”. Finalmente, él presentó “mi propia lucha” que lo llevó a la conclusión que, como sea, “la iglesia es un pueblo en camino para hacer realidad el sueño de Dios para el mundo”.
    
Ante la gravedad de los hechos, la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP), organización de apoyo a las víctimas de abuso clerical, solicitó que la investigación contra O’Brien se extienda también a la Universidad de Georgetown y las demás instituciones en las cuales él ha laborado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.