sábado, 11 de septiembre de 2021

LA CORONACACERÍA DE BRUJAS EN LA FRATERNIDAD SAN PEDRO

   

El presbítero Michael Ramm (foto), de 40 años, miembro de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro (FSSP) será transferido a Chequia.
    
Instalado presbítero por el cardenal curial esloveno Franc Rodé Breznik CM el 28 de Junio de 2008, Ramm solía celebrar con el rito roncalliano en la iglesia de San Miguel Arcángel de Recklinghausen, de la diócesis de Münster, pero fue denunciado por tres miembros del consejo parroquial por cuestionar el mito oligárquico de las medidas del COVID-19, las vacunas, y la ideología homosexual/genderista.
   
Ramm decía en el boletín de Agosto-Septiembre:
«¿Qué pensamos del zeitgeist que prevaleció en el Tercer Reich? ¿Y qué dirán las generaciones futuras sobre el presente zeitgeist? […] ¿Cómo juzgarán este coronapánico presente? ¿Cómo juzgarán las futuras generaciones esta ‘vacunación voluntaria obligatoria’? ¿Qué dirán sobre el hecho que personas sanas están siendo infectadas con una vacuna genética para cuya fabricación se asesinaron personas? ¿Qué dirá la gente después sobre el hecho que hoy el mundo entero esté expuesto por medio de la vacunación a tan innecesario riesgo? ¿Qué dirá la gente después sobre esta ideología de género a la cual todos se inclinan hoy? ¿Se celebrará en el futuro como algo heroico que los estadios de fútbol sean iluminados con los colores del arco iris?».
Klaus Winterkamp, vicario general de la diócesis de Münster, le dijo al superior de distrito de la FSSP (aunque la carta fue dirigida no al incumbente Stefan Dreher, sino a su antecesor Bernhard Gerstle), dijo que tanto él como el obispo Felix Genn «entienden la ira del párroco y del consejo parroquial», añadiendo que
«De ninguna manera es aceptable que dentro de la celebración litúrgica se acostumbre a expresar opiniones privadas en relación a la pandemia del coronavirus o la vacuna anti-COVID u otros problemas/desafíos sociopolíticos.
    
También es inaceptable en este contexto acusar al Papa Francisco de expresar su propia opinión cuando la proclamación, desde todos aspectos, es usada para diseminar opiniones privadas.
    
Coincidimos ciertamente que la proclamación de la Buena Noticia en la liturgia sirve precisamente para este propósito: proclamar la Buena Noticia y no la propia opinion, no ciertamente sobre temas sociopolíticos o médicos».
Entre tanto, la diócesis de Münster no halló inaceptable publicitar en su sitio web el pasado mes de Mayo que en seis parroquias se harían “bendiciones” a parejas homosexuales, ni advirtió a los presbíteros de las consecuencias derivadas de tal acción.

Si bien la FSSP dijo por un vocero a Life Site News que no tratarían en la prensa los cambios de personal, afirmó que iban «a reorganizar las responsabilidades en el apostolado de Recklinghausen a fin de pacificar la situación y ser capaces de mantener la cura pastoral ofrecida por la Fraternidad sin restricciones en el futuro». “Reorganización de responsabilidades” que según Jacek Spendel, feligrés de la “forma extraordinaria” en San Miguel Arcángel de Recklinghausen (donde la FSSP se había instalado apenas seis meses atrás), se traduce en que Ramm recibió orden de traslado a Chequia “antes de acabar el mes” (aun cuando él no habla el idioma checo –idioma casi imposible para un germanohablante–, el país es muy ateo y los alemanes no gozan de mucho afecto), y que cada domingo, un presbítero de la FSSP tendrá que viajar en automóvil 30 minutos desde la residencia de Oberhausen.
   

1 comentario:

  1. Empezó la cosecha, ya la cizaña está para ser arrancada y echada al fuego. Josef Meinrad Bisig, el fundador de la FSSP, debe estar viendo cómo Bergoglio trata a los neocones como él y sus adláteres y pensando: “Para esa gracia, me hubiese quedado junto a Lefebvre”.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.