miércoles, 22 de septiembre de 2021

DOS OBISPADAS DE MÉXICO

Noticias tomadas de GLORIA NEWS, ampliadas con algunos elementos.
   
     
   
La Conferencia del Episcopado Mexicano publicó el 30 de Agosto cuatro casos en los que la Obra de Clérigos en Ayuda Solidaria A. R. (OCEAS), servicio de salud dirigido actualmente por el “obispo” de Cuernavaca y tesorero de la CEM Ramón Castro y Castro, no pagará cuentas de los presbíteros que no puedan pagarlas:
  1. Cuando un presbítero se expone imprudentemente al Covid;
  2. Cuando da positivo en las pruebas de Covid-19 pero no toma medidas;
  3. Cuando no utiliza mascarillas [inútiles];
  4. Cuando rechaza la controvertida y peligrosa “vacuna”.
A corte 21 de Septiembre, siete “obispos” mexicanos murieron de Covid-19 (edad promedio: 76,3 años):
  • Arturo Lona Reyes (“obispo emérito” de Tehuantepec): Falleció el 31 de Octubre de 2020 a los 94 años.
  • Gonzalo Galván Castillo (“obispo emérito” de Autlán): Falleció el 22 de Noviembre de 2020 a los 69 años.
  • Benjamín Jiménez Hernández (“obispo emérito” de Culiacán): Falleció el 26 de Noviembre de 2020 a los 82 años.
  • José María de la Torre Martín (“obispo” de Aguascalientes): Falleció el 14 de Diciembre de 2020 a los 68 años.
  • Francisco Daniel Rivera Sánchez M.Sp.S. (“obispo auxiliar” de Ciudad de México): Falleció el 18 de Enero de 2021 a los 65 años.
  • Juan Guillermo López Soto (“obispo” de Cuauhtémoc-Madera): Falleció el 8 de Septiembre de 2021 a los 74 años.
  • Fernando Mario Chávez Ruvalcaba (“obispo emérito” de Zacatecas): Falleció el 15 de Septiembre de 2021 a los 88 años.
La esperanza de vida de los varones en México es de 74,0 años. Las muertes por Covid-19 se producen principalmente porque los infectados actúan demasiado tarde (nivel de oxígeno inferior al 80%).
   
    
   
En obediencia legalista a la ley de Traditiónis Custódes, el “cardenal” José Francisco Robles Ortega (foto), de 72 años, “arzobispo” de Guadalajara (México), suprimió mediante el decreto A4660/2021 del 21 de Septiembre del presente la cuasiparroquia personal de San Pedro en Cadenas, asentada en el templo Nuestra Señora del Pilar y dirigida por la Fraternidad Sacerdotal San Pedro (FSSP) y cuyas “misas” transmitidas en vivo tenían una gran audiencia en las redes sociales.
   
   
   
En el decreto, publicado en la fiesta de San Mateo Apóstol y Evangelista, y aniversario de los primeros bautismos en América, Robles Ortega “permitió” en su archidiócesis (5,5 millones de “católicos”) solamente tres celebraciones bajo la “Forma Extraordinaria” en las siguientes iglesias y frecuencias (sujetas a revisión una vez termine la plandemia), usando las lecciones en vernáculo siguiendo la traducción de la Sagrada Escritura aprobada por la Conferencia del Episcopado Mexicano:
  • Nuestra Señora del Pilar (todos los días)
  • San Francisco Javier de las Colinas (domingos y martes)
  • Capilla de Cristo Rey (una sola en días feriales)
Además, Robles Ortega empujó a la clandestinidad el seminario hispano de la FSSP, localizado en la Casa Cristo Rey, dentro de la archidiócesis tapatía. El 11 de Junio, el presbítero Joel Pinto Rodríguez FSSP fue “instalado” por el “cardenal” Raymond Leo Burke en el santuario modernista de los Mártires Mexicanos (la iglesia más grande del país), sito en la misma ciudad. A partir de ahora, solo se “permitirá” a los miembros de la FSSP asistir a estas “misas”, pero no se “permitirá” apostolado alguno a sus seminaristas y presbíteros.
    
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.