viernes, 17 de septiembre de 2021

LA EXTRAÑA IMAGINERÍA EN LA ‘MISA PAPAL’

Antes de regresar al Vaticano, Francisco Bergoglio presidió el servicio Novus Ordo (que creen es la “Misa”) en la plaza del Santuario de Nuestra Señora de los Dolores de Šaštin (Eslovaquia).
   
  
Para adornar la tarima (22 × 15 metros), estaban la imagen de la Virgen de los Dolores (patrona de Eslovaquia), un crucifijo de 6 metros de altura fabricado por el escultor Martin Lettrich y que contiene los restos de las vigas de la iglesia de San Santiago el Mayor en Moravská Nová Ves (Chequia), que fue afectada por un tornado el 24 de Junio a las 19:27h hora local. El crucifijo (hecho de epoxi y con superficie rugosa simulando hormigón) es claro que se ve como los de la escuela modernista que el Santo Oficio tuvo que condenar hace exactamente 100 años. Lettrix dijo a la emisora checa iROZHLAS:
Traté de mostrar que todo el modelado mostraba que se abusaba del cuerpo. Este concepto se basa en el hecho de que Cristo todavía se está comunicando con el medio ambiente. Pero al mismo tiempo, traté de tener confianza en mí mismo, paz y satisfacción con mi vida anterior.
  
Además había un cuadro de un hombre calvo semidesnudo, musculoso y con una azucena en la mano, obra que el sitio de la Oficina de Prensa de la Conferencia episcopal de Eslovaquia atribuyó a Dorota Sadovská, quien lo explicó así:
La representación de San José muestra su apertura, su habilidad para escuchar y cambiar. Silente pero escuchando, esperando, pero pronto para actuar, eleva la mirada a Dios, al espacio frente a la imagen en el cual nos encontramos. La línea base de su postura, que va desde la cabeza a través del hombro derecho hasta el gesto de bienvenida de la mano derecha, crea un arco imaginario abierto y receptor. En su mano izquierda sostiene un lirio, que se refiere a la pureza de su corazón, intenciones y acciones, pero también a su voluntad de creer en la pureza de su prometida. La sencillez de las formas en una perspectiva distinta y el color amarillo de la figura evoca el cuerpo nuevo y glorificado de los santos en el cielo].
   


Ver a partir del minuto 18:44
 
La explicación recuerda la farsa protagonizada por el incompetente prefecto del Dicasterio para las Comunicaciones Paolo Ruffini La Loggia para identificar las estatuas de la Pachamama que presidieron el infame Sínodo Pan-A-Masónico de 2019 (y que se vio después replicada en la “custodia” del presbítero José Luis González Santoscoy a. “el Padre Pollo” en Guadalajara, México), donde él dijo que era simplemente la “estatua de una mujer” o un “símbolo de la vida, la fertilidad y la Madre Tierra”, ante el hecho que algunos medios llegaran a decir que las estatuillas ¡representaban a la Virgen María!
  
Además, la iconografía tradicional de San José lo representa con barba, vestido, mirando hacia abajo y frecuentemente, con el Niño Jesús en su brazo izquierdo.
  
  
Hay un hecho que destaca en el cuadro de la señora Sadovska: que el hombre retratado tiene la cabeza rapada, que es mal visto en distintos contextos históricos y sociales:
  • Dios prohibió a los israelitas cortarse el cabello y la barba de modo supersticioso (Levítico 19, 27), y los sacerdotes tenían prohibido raparse la cabeza (Levítico 21, 5; Ezequiel 44, 20).
  • Para los asirios, el tener la cabeza rapada era una deshonra y humillación.
  • En la antigua Roma, el raparse la cabeza era asociado con los esclavos (Julio César fue muy criticado por sus contemporáneos en ese aspecto) y los gladiadores.
  • El Liber Judiciórum de la Hispania Visigoda incluye la decalvátio como un castigo infamante que se infligía junto a los azotes (entre los hombres visigodos, el cabello y la barba larga eran signo de virilidad), que además conllevaba a la incapacidad política. Con esto se castigaban delitos como el rapto, el secuestro, el homicidio en persona libre, el judaísmo, la herejía, la hechicería, el fraude, la falsedad y la rebelión.
  • Entre los antiguos mayas, ser rapado (en maya, k’olis) era el peor castigo que se le podía imponer a una persona, y era parte de la pena para el adulterio.
  • A Santa Juana de Arco, el 30 de Mayo de 1431 los verdugos le raparon la cabeza como señal de humillación (si bien usaba el cabello corto cuando estuvo en la guerra), antes de ser conducida a la plaza Vieux-Marché de Ruan donde fue ejecutada.
  • El rapado como castigo también se vio en la España de posguerra, en los campos de concentración nazis, en la Francia, Bélgica, Italia, Países Bajos y Dinamarca después de la guerra, y en la época de “La Violencia” de Colombia.
  • Desde 2004, grupos fundamentalistas hindúes rapan a las mujeres de familias convertidas al cristianismo.
  • Incluso, en los programas de telerealidad “Acapulco Shore” (México) y “El Desafío: The Box” (Colombia), el rapado es un castigo por perder apuestas.
Lo que sí se puede comprobar es que la iglesia conciliar tiene una obsesión con la desnudez (generalmente masculina), como sucedió con el Belén vaticano de 2017.
     
Para la distribución de las galletas novusordianas, se fabricaron ingentes cantidades de cuencos de barro pulido, diseñados por las ceramistas Inka Zibrinová y Janett Skybová.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.