miércoles, 29 de diciembre de 2021

VIGANÒ: «DE MATTEI DEFIENDE LAS “VACUNAS” CON UNA PEDIATRA EN CONFLICTO DE INTERESES CON EL BIG PHARMA»

Traducción de la noticia publicada por Jules Gómez en CHURCH MILITANT.
   
SECUAZ DEL BIG PHARMA CALUMNIA A PRELADO PRO-VIDA
   
    
Una médica católica de alto nivel cuya familia se beneficia de la industria farmacéutica y tiene vínculos con oligarcas de las vacunas ha lanzado un ataque tendencioso contra un renombrado prelado pro-vida por oponerse conscientemente a la vacuna contaminada por el aborto.
  
En una polémica de 6.000 palabras dirigida al denunciante del Vaticano Mons. Carlo Maria Viganò, la Dra. Gwyneth Anne Spaeder (nacida Weigel Balcombe y viuda de Susil), especialista en pediatría general y medicina adolescente, no reveló su amplio conflicto de intereses financieros con las grandes farmacéuticas.  

El escrito largo de Spaeder fue publicado a principios de este mes por el blog italiano Corrispondenza Romana, que es editado por el profesor Roberto de Mattei, un historiador católico que indignó a sus compañeros tradicionalistas después de que comenzó a justificar la moralidad de las vacunas contaminadas con el aborto.
   
Desde que se lanzó la coronavacuna, el profesor Roberto de Mattei ha mantenido una guerra a muerte con el denunciante Carlo Maria Viganó
   
Insistiendo en que sus conclusiones eran «científicamente sólidas», la pediatra defendió las vacunas Pfizer y Moderna como «entre las vacunas» más limpias «jamás fabricadas sin que aparezcan efectos adversos a largo plazo».
     
Weigel-Spaeder admitió que existe un «riesgo muy pequeño de miocarditis» después de las vacunas Pfizer y Moderna que «es leve y se resuelve por sí solo». Afirmó que «los católicos no tienen ninguna razón, sin embargo, para temer la seguridad, eficacia o moralidad de las vacunas de ARNm de COVID». 
   
«De hecho, la ciencia no ha tomado atajos: los estudios de seguridad y eficacia tanto de Pfizer como de Moderna han sido enormes y tenían todas las credenciales para respaldar las conclusiones presentadas», sostuvo Spaeder. 
   
Destruyendo la confiabilidad del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS), la médica afirmó que «no hay forma de separar la basura de lo que pueden ser preocupaciones válidas antes de que se lleve a cabo una investigación» y «muchos insertarán tonterías» en la base de datos.   

Viganò reacciona
En comentarios a Church Militant, el arzobispo Viganò dijo que se sorprendió al saber que Corrispondenza Romana había «confiado una respuesta a sus preocupaciones a Gwyneth A. Spaeder, una pediatra graduada de la Universidad Johns Hopkins».
   
Viganò describió a Spaeder como «la hija del conocido autor y activista neoconservador George Weigel Schmitz, esposa del Dr. Jeffrey Spaeder, quien es director médico y científico de IQVIA, una empresa vinculada a la industria farmacéutica y en particular a los fabricantes de las denominadas vacunas para la COVID-19».
   
«Es una pena ver a Corrispondenza Romana poniéndose del lado de Santa Marta [la residencia del Papa Francisco], quizás no tanto por convicción como por oportunismo», lamentó el prelado, «pero estoy un poco decepcionado de ver cuán torpe y contraproducente era haber confiado la refutación a un pediatra en claro conflicto de intereses».
   
Viganò agregó:
«Hubiera esperado algo más serio, aunque solo fuera para darle una mínima credibilidad a su propia facción: cualquier pennivendolo* es capaz de llenar un artículo de inexactitudes, datos claramente erróneos y suposiciones no comprobadas, como lo confirman estos dos años de desinformación sobre COVID. Si Corrispondenza Romana y su director querían distinguirse de la masa de cortesanos, me parece claro que han perdido esta oportunidad». 
Conflictos de interés
Los Spaeder-Weigel tienen intereses personales extensos y de larga data con las compañías farmacéuticas y los oligarcas de vacunas que parecen influir en las opiniones objetivas del médico sobre las vacunas COVID-19, según supo Church Militant. 
    
«Durante 11 años me senté en un comité de ética del Servicio Nacional de Salud (NHS) y me consterna ver que los estándares y salvaguardas establecidos se descartan», dijo el especialista en ética médica, el Dr. Niall McCrae, a Church Militant.
   
El Dr. McCrae, autor del libro The Story of Nursing in British Mental Hospitals (La historia de la enfermería en los hospitales mentales británicos), explicó:
«Un principio ético clave en la investigación médica es el conflicto de intereses: ¿Su médico está incentivado para darle una vacuna que usted no quiere o no necesita? ¿Por qué el regulador médico está financiado por el Big Pharma y la Fundación Bill y Melinda Gates? ¿Es apropiado que los ministros del gobierno y los asesores científicos tengan participaciones lucrativas en las existencias y acciones de los fabricantes de vacunas?
     
En este caso, la médica ha emitido propaganda de vacunas a través de un medio católico sin revelar sus incestuosos conflictos de intereses con las grandes farmacéuticas. Parece que esa influencia desfavorable tiene licencia en el régimen de COVID, por el cual Pfizer, un mega-lucrativo, equivale a “ciencia”».
Cuando Church Militant intentó contactar a Spaeder en su clínica UNC Health en Raleigh, Carolina del Norte, nuestro reportero fue recibido con un mensaje grabado anunciando que la instalación «está comprometida a proporcionar vacunas COVID-19 para nuestra comunidad lo más rápido posible» y ahora ofrecer la vacuna para niños de 5 a 11 años.  
   
El proveedor de salud está afiliado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, que ha recibido millones de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF), el mayor inversor privado en el desarrollo y distribución de vacunas a nivel mundial.
   
La subvención más reciente de BMGF de $ 1’559.355 USD a la Facultad de Medicina de UNC Health es para un proyecto de desarrollo de una vacuna contra la sífilis que comienza en noviembre de 2021. El año pasado, la Fundación Gates otorgó a UNC $ 6,2 millones para estudiar los resultados del embarazo en Zambia.
  
A pesar de su afirmación de estar siguiendo la «medicina basada en la evidencia», Spaeder cita principalmente The New England Journal of Medicine (NEJM) y ninguna revista médica revisada por pares que impugne la narrativa a favor de la vacuna en su diatriba sobre Viganò. NEJM tiene estrechos vínculos con la BMGF.
  
En 2017, NEJM «cambió silenciosamente» sus políticas «para ofrecer una ruta de publicación OA [Acceso Abierto] permanente para los beneficiarios de subvenciones de Gates», informó Nature. Antes de que se promulgara el cambio, los investigadores no podían publicar el trabajo financiado por Gates en NEJM y revistas similares. 
    
Spaeder cita la «información de seguridad» de Pfizer sobre la recomendación oligárquica de la vacuna para niños de 12 a 15 años, pero no menciona a virólogos y vacunólogos de renombre como Sucharit Bhakdi, Geert van den Bossche o Robert Malone, quienes advierten contra la vacuna.  
   
A pesar de burlarse de Viganò por su uso de fuentes no acreditadas, la pediatra cita artículos de AFP Fact Check (que no tiene un solo médico o científico en su equipo), Full Fact (que es financiado por Facebook y Google), la izquierdista radical Washington Post y datos pro-vacuna del gobierno de EE. UU.   
   
Spaeder pregona sus vínculos con su alma mater, la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, una escuela que se ha beneficiado por una suma de 493,4 millones de dólares, casi 500 millones de dólares de la Fundación Gates.
   
Gates se jactó anteriormente de que poner su dinero en atención médica era su «mejor inversión» con un rendimiento «de 20 a 1» y convertir sus $ 10 mil millones en $ 200 mil millones en 20 años. En 2019, BMGF invirtió $ 55 millones en BioNTech SE, socio de vacunas de Pfizer, un acuerdo que podría alcanzar hasta $ 100 millones en financiamiento total, anunció BioNTech.
    
«No cabe duda de que Gates aboga por una nueva forma de institución internacional, que trasciende las Naciones Unidas, tiene como objetivo el mundo en desarrollo y está efectivamente controlada por las naciones ricas de Occidente», observó el investigador Jacob Levich en el American Journal of Economics and Sociology.
   
El esposo de la Dra. Gwyneth Spaeder, el Dr. Jeffrey Spaeder, médico y cardiólogo, también se formó en la Escuela de Medicina Johns Hopkins y fue cardiólogo en la facultad de la escuela.
   
Dr. Jeffrey “Jeff” Allen Spaeder, esposo de Gwyneth Anne Weigel
     
El papel actual de Jeffrey Spaeder como el principal experto médico y científico de IQVIA, la empresa de subcontratación clínica más grande del mundo y un proveedor de datos ampliamente utilizado, ha generado más preguntas sobre los vínculos de la pareja con las grandes farmacéuticas.
   
Cuartel general de IQVIA (antes Quintiles & IMS Health Inc.) en Danbury, Connecticut
   
IQVIA admite recibir financiación de BMGF y se promociona como «un proveedor preferido de un consorcio de 14 asociaciones de desarrollo de productos de salud global financiadas en parte por la Fundación Bill y Melinda Gates».
     
También asociado con Condom Alliance, que proporciona datos sobre el mercado de condones, píldoras anticonceptivas orales y anticonceptivos de emergencia, IQVIA recaudó más de $ 11 mil millones durante la pandemia en 2020. 
     
IQVIA se ha asociado con el gigante de las vacunas AstraZeneca para «impulsar una entrega más rápida de estudios clínicos en los EE. UU. Destinados a demostrar la eficacia de la posible vacuna COVID-19 de AstraZeneca, AZD1222». 
   
IQVIA también ha estado colaborando con Johnson & Johnson en los ensayos clínicos de la vacuna Fase III COVID-19 desde septiembre de 2020. La compañía también ayudó a Pfizer a «expandir su mercado direccionable» con «el uso inteligente de un enfoque innovador».
   
La firma de ciencias biológicas de Jeffrey Spaeder insiste en que  «las vacunas son la estrategia de salida definitiva para la pandemia de COVID-19» y que está comprometida con «acelerar el desarrollo y la entrega de tratamientos y vacunas» como «las intervenciones de salud pública más eficaces».
   
«Se proyecta que el gasto total acumulado en vacunas COVID-19 hasta el 2025 será de $ 157 mil millones», predice IQVIA.
  
El Dr. Jeffrey Spaeder trabajó anteriormente como director médico global en Takeda Pharmaceuticals, una compañía japonesa que fue golpeada con más de 10.000 demandas por usuarios de su medicamento para la diabetes tipo 2 Actos (pioglitazona).

El cardiólogo también trabajó como director de gestión de alianzas con Abbott Laboratories, donde gestionó la colaboración de investigación en oncología clínica con un socio de biotecnología.

Anteriormente, Abbott Laboratories y Takeda Chemical Industries acordaron pagar $ 875 millones para resolver cargos penales y civiles por manipular ilegalmente los programas de Medicare y Medicaid, el mayor en su día por fraude en la atención médica.

Un jurado ordenó a Takeda Pharmaceuticals y Eli Lilly pagar $ 9 mil millones en 2014 a un usuario de Actos que desarrolló cáncer de vejiga. En total, Takeda ha pagado una multa total de $ 3.733’566.447 USD por delitos relacionados con la contratación del gobierno, la atención médica, la competencia, el empleo y el medio ambiente.

En cuatro años hasta 2020, el vicepresidente de IQVIA, Ari Bousbib, se ha embolsado $ 292 millones solo en compensación de acciones. Además, Bousbib recibe salario, incentivos en efectivo y beneficios que elevan su salario neto total a 328 millones de dólares, lo que equivale a casi 225.000 dólares al día.
  
El vicepresidente de IQVIA Ari Bousbib gana mucho dinero del Big Pharma

Oposición en curso
Church Militant se puso en contacto con el profesor de Mattei para plantear el tema de la publicación de la polémica de Spaeder contra Viganò y los intereses financieros de la pareja en Big Pharma, pero no recibió respuesta al cierre de esta edición. 

En junio, de Mattei acusó a Viganò de pisar territorio fuera de su campo de especialización y difundir teorías de conspiración sobre el «Gran Reinicio», que «a través de la dictadura sanitaria y la vacunación masiva conduciría al exterminio de la humanidad».

Utilizando «críticas de fuentes» para analizar los escritos del arzobispo, de Mattei sugirió que  Viganò tenía un «doble» que era el «escritor fantasma» de sus obras sobre la agenda globalista.
  
* Pennivendolo (italiano) se refiere a un escritor o periodista que se pone al servicio de quien le ofrece una compensación económica u otras ventajas. Puede traducirse al español como Pluma alquilada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.